Archive for the 'ECOCONSTRUCCIONES' Category

20
oct
09

El futuro de la construcción con aplicaciónes sostenibles

El futuro de la construcción con aplicaciónes sostenibles El último salón de la construcción dejó claro que el futuro del sector pasa por la aplicación de criterios sostenibles, desde los materiales hasta el aislamiento o la autogeneración energética. El viejo refrán de que “no hay mal que por bien no venga” parece totalmente aplicable a lo que está ocurriendo en la actualidad en el sector de la construcción. Por fin los criterios de sostenibilidad se están incorporando a este gran sector productivo, tal y como ha quedado reflejado en el principal salón de la construcción español, Construmat, celebrado en Barcelona.

306_OVEV_Construmat[1]

El exagerado desarrollo de la edificación en nuestro país ha propiciado un grave deterioro del medio ambiente en general y de la calidad de nuestras viviendas en particular, con graves repercusiones sociales y de salud. Todo era válido con el fin de construir más y más. Suelos inapropiados, degradación de parajes naturales, viviendas insanas, materiales ambientalmente inadecuados, predominio de los criterios estéticos sobre los de calidad…Todos conocemos la lista de desatinos y no es preciso que nos deprimamos revisándola otra vez. Pero parece que la actual situación económica ha impulsado que los criterios de sostenibilidad ya no sean exclusivos de una minoría concienciada. El gran sector de la construcción está incorporando la sostenibilidad en sus proyecciones de futuro y en Construmat 2009 ha quedado demostrado claramente. Mientras que, arrastrado por la crisis, el certamen en conjunto redujo considerablemente su superficie de exposición y el número de expositores, el sector de la bioconstrucción vio extraordinariamente incrementados ambos factores, así como la afluencia de visitantes. Parece que tras el desastre, el sector está analizando posibles soluciones y, entre ellas, ocupa un lugar destacado la sostenibilidad… Enviado por: ECOticias.com / Red / Agencias, 19/10/2009, 17:58 h | (41) veces leída SEGUIR LEYENDO, FUENTE Y AUTOR

15
jul
09

La experiencia con materiales de construcción ecológicos

Este tipo de materiales crea empleo no deslocalizable, bienestar en el hogar y un impacto medioambiental mínimo dado su escaso consumo de recursos naturales y sus ínfimas emisiones de gases de efecto invernadero.

 

 

La organización ecologista Amigos de la Tierra ha publicado recientemente un informe sobre el estado actual de los materiales de construcción ecológicos y los retos de la renovación térmica de las viviendas. En él se expone el enorme consumo energético que conlleva el proceso de  fabricación de numerosos materiales de aislamiento usados actualmente en la rehabilitación de edificios. Además, algunos de estos materiales entrañan problemas de salud tanto para los trabajadores que los usan como para los habitantes de la vivienda. La Agencia francesa para la Seguridad Sanitaria, Medioambiental y del Trabajo (AFSSET) ha hecho público un comunicado desfavorable sobre las lanas minerales.  Los ecomateriales como por ejemplo el cáñamo, el corcho o la paja aportan soluciones muy eficaces y concretas ante esta situación.

 

El informe de los Amigos de la Tierra trata sobre el conjunto de las características de los ecomateriales: este tipo de materiales crea empleo no deslocalizable, bienestar en el hogar y un impacto medioambiental mínimo dado su escaso consumo de recursos naturales y sus ínfimas emisiones de gases de efecto invernadero.

 

Sin embargo, en Francia se observa un desarrollo muy lento de este tipo de materiales. Los Amigos de la Tierra quisieron conocer las causas e investigaron el funcionamiento del sector de los materiales de construcción y rehabilitación. Su conclusión fue que existen numerosos escollos reglamentarios y económicos que obstaculizan el desarrollo de los materiales de construcción ecológicos, cuya eliminación permitiría que este tipo de material fuera más accesible a la mayoría.

 

Además, la imagen de los materiales ecológicos arrastra aún algunos prejuicios un tanto arcaicos, a pesar de que sus virtudes son reconocidas y muy valoradas por los expertos de la construcción. Tal y como explica un portavoz de los Amigos de la Tierra, “hemos constatado que el sistema de control de los materiales construcción en Francia no está actualizado. El Consejo Científico y Técnico de la Construcción (CSTB) es inaccesible a las PYMES, a pesar de que tendría que ser una fuente de empleo y de Investigación y Desarrollo, absolutamente necesario en estos tiempos de crisis”.

 

Las reformas en los hogares y edificios destinadas a conseguir un ahorro energético son indispensables en la lucha contra el cambio climático y en la reducción de la factura eléctrica de las familias. Los Amigos de la Tierra han creado una lista de 12 propuestas destinadas al gobierno, a la industria de materiales, a los profesionales de la construcción y a los fabricantes de materiales ecológicos, al CSTB, a las aseguradoras, colectivos locales y a organismos de formación del sector para invitarles a recurrir a los materiales ecológicos en las construcciones públicas; a que apoyen la creación de empresas locales de fabricación de estos materiales; y a organizar campañas de sensibilización destinadas tanto a actores como a usuarios particulares. El objetivo es lograr que los materiales de construcción ecológicos formen parte de la política de lucha contra el cambio climático, de mejora de la calidad de las viviendas y del desarrollo económico local.

 

 

 

 

www.ladyverd.com

25
feb
09

módulo fotovoltaico carente de silicio e integrable tanto en dispositivos portátiles como en edificios.

IKERLAN desarrolla un módulo fotovoltaico carente de silicio e integrable tanto en dispositivos portátiles como en edificios.
 

La instalación de paneles solares fotovoltaicos, que son capaces de convertir la energía del sol en electricidad para su uso posterior en viviendas o venta a la compañía suministradora, se ha ido incrementando a un ritmo tan frenético durante los últimos años que ha causado una demanda superior a las capacidades de producción de las compañías fabricantes. Por un lado, se ha ordenado por decreto la instalación de paneles solares en edificios municipales de nueva construcción. En paralelo, también se han fijado por decreto precios de venta de electricidad muy favorables por parte de particulares hacia las compañías suministradoras. Esto ha propiciado la construcción de múltiples pequeñas centrales energéticas –también llamadas huertas solares- por parte de pequeños inversores, que han visto en la energía solar fotovoltaica una forma de asegurar o incrementar sus planes de pensión.

Sin embargo, la creciente demanda de paneles, y en especial de la materia prima necesaria para su fabricación, el silicio mono o multicristalino, ha hecho que el precio final de la instalación se haya ido incrementando hasta niveles donde el período de amortización supere incluso la durabilidad o garantía de las placas solares. Más conflictivo es quizás la dependencia creada de las compañías ensambladoras e instaladoras de módulos –España se sitúa entre los países líderes- sobre los productores de dichas células, que en la mayoría de los casos están situados en países del lejano oriente. Aunque esta escasez de materia prima se ha descrito en ocasiones como una situación transitoria, y se ha repetido, por activa y por pasiva, que se ha incrementado la producción de células, el precio por panel sigue siendo relativamente alto, lo que hace que otro tipo de inversiones, aunque sean a intereses muy bajos, sigan siendo más rentables.

Aparte del precio, la tecnología fotovoltaica tradicional basada en paneles de silicio, voluminosos, pesados, opacos y oscuros, encuentra también amplio rechazo en el sector de la construcción. Los arquitectos, obligados por ley a su implantación en edificios, no encuentran soluciones fáciles de integración, limitando su colocación a sitios con poco impacto visual como tejados y azoteas.

Por todas estas razones, una de las líneas de investigación más innovadoras a nivel mundial consiste en la búsqueda de nuevos materiales que puedan cumplir también la función de convertir la luz solar en electricidad, y a la vez solucionen los problemas de integrabilidad y disponibilidad presentes en la tecnología actual.

Un grupo de investigadores del centro tecnológico IKERLAN-IK4 ha fabricado un panel fotovoltaico a escala de laboratorio que cumple con todas estas expectativas. Dicho panel está fabricado con materiales plásticos –denominados polímeros orgánicos- cuya producción se realiza en laboratorios químicos y por lo tanto su disponibilidad es prácticamente infinita. Pero más impactante es, sin lugar a dudas, su apariencia y diseño. Se pueden fabricar de diferentes colores, y consisten en una fina capa de plástico que se puede depositar sobre prácticamente cualquier tipo de superficie, bien sea rígida o flexible. La versatilidad, la sencillez de los procesos de fabricación y el bajo coste de esta tecnología hacen que los campos de aplicación estén solamente limitados por la imaginación de investigadores y promotores industriales. El sector más beneficiado puede ser precisamente el de la construcción, ya que esta tecnología permite la fabricación de ventanas semitransparentes o cortinas fotovoltaicas que permitan a la vez un cierto paso de luz hacia el interior y en paralelo conviertan parte de la energía solar en electricidad.

El sector textil tampoco está al margen de estos avances, ya que cargadores para dispositivos electrónicos portátiles, como teléfonos móviles o reproductores de música, pueden ser incorporados en prendas, bolsos e incluso en tiendas de campaña para los amantes del camping. La investigación en este tipo de materiales es cada vez más común, con numerosos países con programas nacionales de investigación exclusivamente dedicados a avanzar en la tecnología fotovoltaica orgánica. IKERLAN-IK4 lanzó su actividad en este campo hace dos años y los resultados no han podido ser mejores. Recientemente se han medido eficiencias de conversión fotoeléctrica por encima del 4% en células fabricadas en laboratorios propios de IKERLAN con simuladores solares homologados en centros de caracterización de paneles fotovoltaicos ajenos a IKERLAN. En paralelo, la fabricación de módulos no es sencilla, ya que diferentes células individuales tienen que ser conectadas eléctricamente sobre el mismo sustrato durante el proceso de fabricación. El módulo semitransparente construido en IKERLAN tiene unas dimensiones de 30×30 mm y conecta 16 células individuales sobre un mismo sustrato de cristal. Es el primer ejemplar construido a nivel nacional y uno de los pocos a nivel internacional. Con este avance se demuestra la viabilidad y el potencial de la fotovoltaica orgánica y se da un paso adelante hacia la industrialización de esta tecnología.

IKERLAN trabaja actualmente en diseños alternativos para producir paneles de mayor área que puedan dar servicio a diferentes aplicaciones, desde pequeños paneles para reemplazar las baterías en los equipos electrónicos portátiles, hasta grandes módulos que se puedan implantar en tejados y fachadas sin impacto visual y respetando la arquitectónica del edificio y alrededores.

Enlaces externos:
www.ikerlan.es
25
feb
09

La Construcción Sostenible como solución a los retos de vivienda e infraestructuras del siglo XXI.

La Construcción Sostenible como solución a los retos de vivienda e infraestructuras del siglo XXI.

La Cátedra Holcim de Desarrollo Sostenible celebró la mañana del pasado viernes 20 de febrero en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Sevilla la tercera sesión del curso 2008-2009. En esta ocasión se abordó el tema de la Construcción Sostenible, que se presenta como uno de los paradigmas actuales a tener en cuenta por ingenieros, arquitectos y constructores y como una posible solución a la situación actual del sector de la construcción. El responsable de inaugurar la jornada fue Jaime Navarro Casas, Director de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura, quien presentó a los ponentes y la temática. A continuación, Julio Rodríguez López, expresidente de BHE y de Caja Granada, habló de la coyuntura actual del sector de la construcción y las posibles soluciones para afrontar esta situación de incertidumbre que estamos viviendo.

Según Julio Rodríguez, todo apunta a que la construcción va a sufrir un inevitable “adelgazamiento” de presencia en la economía española. No obstante, esto es compatible con el hecho de que el sector puede seguir manteniendo una importante presencia en el conjunto de la actividad productiva. Además de disminuir el volumen de obra ejecutada, el sector está sufriendo una reestructuración entre sus principales componentes, en favor de la rehabilitación dentro de la construcción residencial y de la obra pública en el componente no residencial. Sin embargo, y a pesar de la presente situación, el sector de la construcción tiene una amplia capacidad de adaptación a las nuevas demandas que se empiezan a plantear, una vez que se haya salido del presente “bache” de actividad por el que ahora pasa la economía española, en un contexto de recesión económica mundial.

Otro de los participantes en esta jornada fue Fernando Navarro y Bidegain, arquitecto con 28 años de experiencia, especializado en proyectos relacionados con el medio ambiente, y miembro fundador de la Comisión de Medio Ambiente del Consejo Superior del Colegio de Arquitectura de España.

Navarro y Bidegain resaltó que las consecuencias derivadas del cambio climático están haciendo que arquitectos, constructores y urbanistas se replanteen su forma de trabajar para adaptarse a este nuevo contexto. Este profesional piensa que la sostenibilidad va a ser el paradigma del siglo XXI para ingenieros, constructores y arquitectos.

Rafael Herrera Limones, profesor de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Sevilla y responsable de numerosos proyectos arquitectónicos y de rehabilitación en Andalucía, intervino para explicar los motivos por los que actualmente el medio ambiente, la ecología y la sostenibilidad, son variables que se incorporan con idéntica importancia al resto de procesos que intervienen en la arquitectura, la ingeniería y la construcción. En la jornada también se expuso el punto de vista de los expertos sobre rehabilitación. La encargada de realizar la ponencia sobre este tema fue Margarita de Luxán García de Diego, Catedrática de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid y Premio Nacional de Cultura Arquitectónica y Urbanística Sostenible del Foro Civitas Nova (2007). Para esta arquitecta, la rehabilitación debe entenderse como un proceso sostenible en sí mismo y puede ser ecológica si se pone énfasis en la mejora del comportamiento energético del edificio y en la calidad de vida de sus habitantes.

Cerró la jornada Manuel Soriano Baeza, Director de Desarrollo Sostenible de Holcim España, quién presentó las conclusiones y explicó la apuesta de Holcim por la Construcción Sostenible dentro del compromiso del Grupo con el Desarrollo Sostenible.

Enlaces externos:
www.holcim.es
19
feb
09

Conseguir más edificaciones eficientes

 

image

Edificios ecológicos desde los cimientos. Las empresas que buscan una auténtica sostenibilidad en sus oficinas se ponen en manos de consultorías profesionales. El ahorro de energía y agua puede ser del 30 al 50 por ciento.

Los edificios en los que vivimos y trabajamos son auténticos devoradores de recursos energéticos. Algunos estudios apuntan a que los inmuebles consumen más del 70 por ciento de la electricidad y son responsables del casi el 40 por ciento de las emisiones de CO2. Conseguir que los nuevas edificaciones sean más eficientes es una aspiración general, pero muchas veces se queda en una declaración de intenciones. Algunas compañías que apuestan porque sus edificios se ganen el derecho a autoproclamarse «verdes» se han puesto en manos de consultoras especializadas para lograr el máximo ahorro en energía, agua y emisiones. Todo por el bien del planeta, pero también por su bolsillo en tiempos de crisis.

 

Una de estas empresas es Euroquality, la unidad de Consultoría Tecnológica de la compañía Indra, que se encarga de «ayudar a sus clientes a obtener la certificación LEED –sistema desarrollado por el US Green Building Council (USGBC)–, una clasificación de eficiencia y diseño sostenible muy extendida y rigurosa. Aunque hay distintos grados y variantes dentro de esta certificación, «si una empresa quiere hacer las cosas bien desde el principio se empieza de cero, es decir, incluso la parcela donde se va a construir se elige en función de su orientación, las ubicación, la posibilidad de ir en transporte público y otras variantes», explica Juan Arias, director de Edificación Sostenible Euroquality-Indra.

 

Materiales de la zona

 

Los pasos siguientes en la construcción y acondicionamiento del edificio también están planificados con el fin de reducir el impacto. «Por ejemplo –prosigue Arias– todos los materiales son de la región o reciclados. Para minimizar el consumo hídrico se instalan perlizadores, inodoros de doble descarga o plantas autóctonas que no haya que regar».

 

No se trata de incorporar unas medidas más o menos ya extendidas en muchas compañías, sino que cada aspecto es tenido muy en cuenta. La iluminación y la refrigeración son uno de ellos. Se busca que las estancias tengan luz natural y ventilación o que las luces estén sectorizadas, es decir, que no haya que iluminar toda una planta si hay zonas vacías. Antes de llevar a cabo la instalación eléctrica o los saneamientos, distintos programas informáticos recrean las condiciones y simulan los consumos de energía y agua.

 

Cualquiera puede pensar que estas medidas pueden suponer un cargo extra, pero «lo cierto es que se amortiza en un plazo de unos tres años», explica Arias. A partir de entonces, la factura de la luz, por ejemplo, será mucho más contenida, «ya que el ahorro medio en este concepto es del 25 por ciento. En cuanto al agua, puede suponer una reducción del 35 por ciento», asegura el experto.

 

BBVA es una de las empresas que han recurrido a Euroquality para lograr la meta de certificar sus nuevos edificios. Sus nuevas sedes en Madrid, México y Paraguay, entre otras, van a ser todo un ejemplo de sostenibilidad. Luis Gutiérrez de Cabiedes, director de Instalaciones, Mantenimiento y Sostenibilidad de Inmuebles Corporativos de BBVA,  asegura que «se han reciclado hasta el 70 por ciento de los materiales de construcción y cuando estén ocupados, se reciclará el cien por cien. Incluso esperamos ahorrar hasta un 50 por ciento de agua».

 

Las espectaculares instalaciones en Las Tablas, en Madrid, no se emplazan por casualidad en este nuevo barrio de la capital. «Queríamos que no estuviera muy alejado del núcleo urbano. Tiene dos líneas de metro, autobuses y servicios a los que se puede acceder a pie. Desde luego que queremos minimizar las emisiones del transporte, pero todos estos cambios a la hora de diseñar un edificio tienen repercusión sobre los trabajadores. En la sede madrileña habrá 6.500 empleados y en México unos 8.000. Está confirmado que la calidad ambiental y la luz natural incrementa la productividad del trabajador y reduce las bajas laborales», añade Gutiérrez de Cabiedes.

 

Según Indra, una veintena de edicios españoles están tramitando su certificación LEED y uno lo tiene ya, el edificio Alvento de Metrovacesa. 

 

fuente: D. Ruipérez – www.larazon.es

19
feb
09

Paredes ecológicas

 

 

image

Ponga un jardín en su fachada. Éste podría ser el lema de los sistemas de “paredes verdes”, que permiten dotar a los edificios de una cobertura vegetal vertical totalmente integrada en su diseño.

Y no es algo anecdótico: cada vez más responsables de edificios públicos y privados de todo el mundo hacen gala de estas “paredes verdes”, convencidos de sus ventajas medioambientales, económicas y estéticas. Las ciudades necesitan más espacios verdes, y no sólo a lo ancho, sino también a lo alto.

 

La idea básica de las paredes vivas no es nueva; de hecho, las enredaderas y demás especies trepadoras han sido utilizadas tradicionalmente en numerosos edificios como elemento adicional. Sin embargo, en este nuevo uso, comenzado de forma pionera en Suiza y Alemania, el elemento vegetal es visto como una parte esencial del diseño del edificio. En la actualidad, los ejemplos de este tipo de estructuras verdes son cada vez más diversos en todo el mundo.

 

 El francés Patrick Blanc ha desarrollado un estilo que denomina “muro vegetal”, con el que logra que una densa capa de vegetación crezca en cualquier superficie, incluso en el aire. Sus diseños incluyen formas y colores muy llamativos y únicos, gracias al uso de miles de plantas y una gran diversidad de especies vegetales.

 

Por ello, se ha convertido en uno de los referentes de estos sistemas: sus trabajos no sólo se pueden disfrutar en Francia (hotel Pershing Hall, museo del muelle Branly, ambos en París, etc.), sino también en países como la India (embajada de Francia en Nueva Delhi), o España (museo CaixaForum de Madrid).

 

Por su parte, otros diseñadores apuestan por el concepto de “fachadas verdes”. En este caso, la instalación se inserta en el suelo para que permita el crecimiento de plantas y árboles. Uno de los principales exponentes de este estilo es Edouard François, que trabaja en Eden Bio, una empresa que crea también todo tipo de jardines y coberturas vegetales para edificios.

 

 De manera similar, el grupo de diseñadores “Gas Design” ha creado el “topiade”, una mezcla de paredes vivas y topiario (jardín con árboles y arbustos podados en formas imaginativas). El estilo ha gustado a Louis Vuitton, que lo ha llevado a varias de sus tiendas, y también podrá verse en la avenida Spadina de Toronto (Canadá) o en la calle Canal de Nueva York (EE.UU.).

 

Los centros de trabajo, donde se pasan también muchas horas, son otro lugar idóneo para estos jardines verticales. Por ejemplo, la compañía Triptyque ha construido un edificio de oficinas en Sao Paulo (Brasil) de estética industrial pero que según sus creadores funciona como una “piel”, ya que las paredes están cubiertas por una capa externa vegetal y un sistema humidificador. Y en la ciudad chilena de Concepción, el estudio Enrique Browne Arquitectos ha creado un espacio de oficinas que utiliza materiales producidos localmente y fachadas cubiertas de plantas como buganvillas o jazmines.

 

También en casas particulares

 

El uso de paredes verdes no se reduce a edificios monumentales o públicos. La empresa ELT (tecnologías de paisajes elevados en sus siglas inglesas) ha diseñado diferentes modelos, y con una estructura de plástico reciclable, para adaptarse a las necesidades y presupuestos de los consumidores particulares. Por su parte, la empresa Green Living Technologies, creadora de unos paneles de aluminio reciclado para su uso como jardín vertical, colabora con el grupo Urban Farming en un proyecto que pretende llevar estos sistemas a un barrio marginal de Los Ángeles (EE.UU.).

 

Algunas empresas incluso vislumbran un gran negocio en la instalación de estas paredes verdes en viviendas residenciales, y un complemento ideal para los tejados ajardinados que también causan furor en muchos lugares del mundo. Así lo cree por ejemplo la compañía canadiense G-Sky. Sus responsables ofrecen ambas posibilidades, y afirman haber quintuplicado sus pedidos de paredes vivas. Además, consideran que el sistema de compensación de emisiones de dióxido de carbono (CO2) también puede beneficiarles, ya que la vegetación de estos muros absorbe este gas de efecto invernadero.

 

 Incluso hay empresas que proponen llevar estas paredes vivas dentro de las viviendas. La compañía alemana Indoor Landscaping considera que la naturaleza no se debería reducir al exterior de los edificios, por lo que sus diseños también incorporan paredes verdes interiores, con plantas que cambian con las estaciones. Por su parte, la empresa argentina Ustatic ha creado el sistema “muro de hierba”, que consiste en unos paneles rectangulares con un sustrato estructural y un sistema que distribuye homogéneamente el agua en su superficie, de manera que la hierba puede mantenerse en su base.

 

Ventajas de las paredes vivas

 

Los beneficios medioambientales, económicos y estéticos de estos jardines verticales son muy diversos:

 

    * Purifican el aire, produciendo oxígeno y absorbiendo el CO2 y otros  contaminantes volátiles emitidos por el tráfico o la industria, como el plomo o el cadmio.

 

    * Actúan como un sistema de aislamiento natural, regulando la temperatura del edificio, lo que permite disminuir el consumo de los sistemas de climatización. Algunos expertos aseguran que la fluctuación de temperaturas diarias se reduce en un 50%, especialmente si son ubicadas en paredes expuestas al sol. Asimismo, la demanda de calefacción se reduce en un 25% sólo por su capacidad de evitar en un 75% el frío causado por el viento. Por ejemplo, según la compañía G-Sky, un edificio de oficinas de diez plantas con un tejado ajardinado y unas paredes verdes podría ahorrar unos 62.000 euros anuales en electricidad y extraer 40 toneladas de CO2 del aire.

 

    * Reducen el impacto del ruido externo, y de fenómenos atmosféricos intensos como chaparrones o granizadas.

 

    * Constituyen un hábitat para invertebrados como insectos y arañas, que se convertirán a su vez en el alimento de pájaros; en definitiva, permiten llevar la naturaleza a las ciudades.

 

fuente: Alex Fernández Muerza – www.consumer.es – EROSKI

04
feb
09

El medio ambiente adora algunos edificios.

 

image

Placas solares, climatizadores inteligentes, luz natural y buena orientación son las claves de las construcciones bioclimáticas. La provincia de Málaga cuenta con una buena muestra.

El medio ambiente adora estos edificios. Producen energía para compensar la que consumen; la climatización y la iluminación se consiguen por sistemas naturales y emplean materiales ecológicos. Las sedes de la consultora Auren, del grupo Juan Lucas y de la empresa Isofotón; el hotel Monte Málaga, la Diputación, la delegación de Innovación y el Centro de Interpretación de El Torcal son algunos de los mejores ejemplos de que la construcción no está reñida con el desarrollo sostenible.

 

CONSULTORÍA AUREN

 

Alameda Principal

 

La elección de los mejores materiales

 

La sede de la consultoría Auren-Elisardo Sánchez, un edificio decimonónico rehabilitado de la Alameda Principal, marcó en 2003 un antes y un después en la concepción de las obras y su relación con el entorno. De hecho, todavía hoy es difícil encontrar en Málaga ejemplos tan completos como este.
Miguel Ángel Sánchez, uno de los responsables de la entidad, explica que su apuesta por la sostenibilidad está en la selección de los materiales más respetuosos para su construcción. En puertas y ventanas se emplearon maderas certificadas. El cableado, en caso de incendio, no produce gases tóxicos, y la fontanería es de polietileno.

 

Pero es ante todo un edificio bioclimático: «Los tabiques que dan al exterior son como los de las antiguas casas de campo, de casi medio metro de espesor, que aísla del ruido y térmicamente», comenta Sánchez. El climatizador sólo se utiliza en los días muy fríos o muy calurosos y, gracias a una cascada central de agua, se consigue humedad y frescor sin gasto energético. También cuenta con un espacio abierto en el centro para iluminar con luz cenital (del exterior) y logra una ventilación natural gracias a varias chimeneas. Por si fuera poco, la iluminación es de bajo consumo.

 

GRUPO JUAN LUCAS

 

polígono Trévenez

 

La tecnología al servicio del ahorro

 

La tecnología al servicio del medio ambiente. Este es el referente bajo el cual el grupo Juan Lucas ha diseñado su nueva sede, un edificio de 10.000 metros cuadrados ubicado en el polígono Trévenez de la capital. Lo primero que llama la atención son dos pantallas táctiles para la configuración y el control de la climatización y el gasto energético, con lo que se consigue la máxima zonificación del consumo, esto es, el uso de la energía sólo donde sea necesaria. Además, el acceso a las cuatro plantas del edificio se hace mediante tres ascensores GEN2, que optimizan el espacio y consumen la mitad que los convencionales. La fachada está ventilada con una cámara de aire, que además minimiza las fugas de frío y calor. En la cubierta del edificio se ha instalado una planta fotovoltaica con 440 paneles solares. A ello se une un dispositivo contra incendios único, que permite sofocar fuegos parciales sin mojar el resto del material.

 

HOTEL MONTE MÁLAGA

 

Guadalmedina

 

Energía en el lugar más insospechado

 

El hotel Monte Málaga, junto a la desembocadura del río Guadalmedina de la capital, es uno de los más claros ejemplos de que el desarrollo empresarial tiene un aliado en el medio ambiente. Tal y como explica su director, Antonio Iglesias, es un edificio sostenible a todos los niveles. Se dispone en torno a un patio central que aporta luz y ventilación natural a las dos primeras plantas, incluido el garaje, y expulsa el aire viciado al exterior a través de dos chimeneas colaterales por efecto Venturi.

 

El espacio está aprovechado al máximo, con una original disposición de las placas fotovoltaicas situadas en horizontal delante de la fachada. El millar de células tienen una potencia nominal de 55 kilovatios. «Es un sistema muy novedoso por la forma en que se instalan, a modo de terraza con una leve caída para expulsar el agua de lluvia».

 

La cubierta se ha reservado para las placas solares térmicas, que producen buena parte del agua caliente que se consume. El empleo de la domótica permite graduar la luz y la temperatura en cada espacio del hotel, para asegurar la máxima eficiencia energética. La sostenibilidad es un atractivo más de un hotel que recibe numerosos clientes atraídos por su compromiso medioambiental, como recuerda su responsable.

 

ISOFOTÓN

 

PTA

 

Energía solar en cada pared

 

El centro de producción e investigación sobre energía solar fotovoltaica de Isofotón en el PTA es en sí una central eléctrica en miniatura, con una potencia instalada de 84 kilovatios. Pero además está construido bajo cánones bioclimáticos, a fin de reducir el consumo en climatización.
En las fachadas sureste y suroeste se han incorporado parasoles con laminados (módulos fotovoltaicos sin marco) que proporcionan sombra sobre los ventanales, limitando la entrada de radiación solar.

 

Las caras exteriores del edificio están recubiertas de baldosas cerámicas formando una fachada ventilada. En las de orientación sur se han empleado también módulos solares. Bajo estos, una cámara permite que el aire circule libremente, disminuyendo la temperatura interior. Las zonas acristaladas de la fachada con orientación sur se cierran en muros cortina formados por módulos fotovoltaicos.

 

Un claustro central actúa como regulador climático y humidificador. La cubierta también está acristalada, a modo de lucernario, con paneles laminados semitransparentes que dejan pasar la luz y aportan sensación de calidez.

 

Sobre los forjados de la cubierta, se han instalado dos tipos de captadores térmicos -planos y de tubo de vacío- destinados a la producción de agua caliente y refrigeración, que se utiliza en el proceso productivo de la fábrica.
A pesar de su apuesta sostenible, la empresa no pasa por sus mejores momentos, con un expediente de regulación de empleo que afecta a la mayor parte de su plantilla.

 

DIPUTACIÓN PROVINCIAL

 

Calle Pacífico

 

El dominio de la luz y la temperatura

 

Obra del arquitecto Luis Machuca, la sede de la Diputación, en el paseo marítimo de Poniente de la capital, está diseñado para aprovechar al máximo la luz natural, aunque evita la excesiva radiación solar mediante una malla de acero externa, que consigue mantener una temperatura óptima incluso en verano. Además, la estrechez del edificio garantiza que la luz llegue a todos los espacios.

 

Mediante el uso de una malla de lamas de madera trenzada, que los trabajadores pueden colocar a su gusto, se evita el deslumbramiento y se oscurece el espacio cuando es necesario. La domótica permite regular la luz artificial en función de la necesidad.

 

El edificio cuenta además con su propia central de generación de agua caliente, frío y electricidad a partir de gas ciudad. La distribución de los espacios también contribuye al ahorro, pues se pueden recorrer andando y casi sin necesidad de ascensores.

 

DELEGACIÓN DE INNOVACIÓN

 

camino de San Rafael

 

El reto de ahorrar más cada año

 

Una gran pérgola solar corona la sede de la Delegación de Innovación, ubicada en el edificio Luxfor, en la calle Bodegueros. La estructura, que tiene capacidad para producir e inyectar a la red 100 kilovatios, es solo una parte de la apuesta de este departamento por la sostenibilidad. La eficiencia energética del edificio le ha valido el certificado de calidad medioambiental 14001. Todas las luces tienen sensor de movimiento, y el agua también está controlada automáticamente.

 

La climatización emplea equipos de última generación, con un consumo mínimo, y se aprovecha la luz natural gracias a grandes ventanales. Los rendimientos mejoran año a año, ya que la renovación del certificado de calidad supone cumplir unos objetivos de reducción de consumo.

 

PALACIO DE FERIAS

 

Ronda Oeste

 

Un gigante del reciclaje

 

En el Palacio de Ferias todo se recicla. Los materiales de desecho se clasifican en cubas en función de que se trate de materia orgánica, plásticos (que se compactan, minimizando el volumen) papel y cartón, maderas y elementos tóxicos y peligrosos.

 

En una superficie de 1.800 metros cuadrados del recinto ferial, que se ubica sobre la estructura del patio de carga y descarga, se han distribuido 561 paneles fotovoltaicos. Al tiempo, se encuentran en fase de pruebas las calderas de gas natural que permitirán mejorar la calefacción disminuyendo el consumo energético en torno al 7% y la emisión de CO2 en mas de 500 toneladas.

 

Gran parte de las luminarias son de alta eficiencia, con detectores de movimiento en las zonas comunes para reducir el consumo energético.

 

CENTROS DE INTERPRETACIÓN DEL TORCAL Y FUENTE DE PIEDRA

 

Comarca de Antequera

 

Calor que se hace frío

 

Los centros de interpretación de la Laguna de Fuente de Piedra y de El Torcal de Antequera también respetan el ecosistema en el que se enclavan. La Consejería de Medio Ambiente ha instalado en estos dos espacios, que están pendientes de su inauguración, un sistema de climatización pionero que aporta calor en invierno y frío en verano, con el máximo ahorro.

 

El centro de visitantes del paraje natural de El Torcal es el primer edificio a nivel internacional que cuenta con un sistema de energía solar pionero, desarrollado por la empresa malagueña Enercome, basado en máquinas frigoríficas de agua. La cubierta solar capta la temperatura, que se distribuye a través del suelo, que es a la vez radiante y refrigerante.

 

El jefe del servicio en Málaga de Espacios Naturales Protegidos, Miguel Ángel Martín, explica que en el sistema tradicional de bomba de calor para suelo radiante se ha instalado un intercambiador para mejorar la eficiencia energética, aportando calorías. «Ese aporte de energía es a través de una cortina de agua que se deja caer por una chapa que está en el tejado de cinc. Este con la radiación solar se calienta y calienta a su vez el agua, que va por un circuito cerrado, y que en el intercambiador de calor hace que suba la temperatura del sistema de agua tradicional», puntualiza Martín.

 

Estos y otros enclaves que aún están en proyecto son pioneros en una forma más equilibrada de entender el desarrollo, la empresa y el servicio público. Su ejemplo cunde y demuestra que el urbanismo también puede ser un aliado del medio ambiente.

 

fuente/imagen: www.diariosur.es – I. LILLO

03
feb
09

Nueva York recibe el prototipo de casa solar que presenta España al ´The B&W House´

 

El equipo español que participará en el Solar Decathlon 2009 ha presentado en Nueva York su prototipo “The B&W House”, un diseño de casa solar con el que espera ganar el concurso de viviendas de máxima eficiencia energética organizado por Estados Unidos.

“Nuestro edificio tiene una cubierta capaz de girar y moverse con el sol por balanceos, no por giros rotatorios, para seguir la orientación del sol”, explicó a Efe el director del proyecto, Josep María Adell, catedrático de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), durante su presentación en Nueva York.

 

Esa universidad es la que coordina la candidatura española formada por un equipo multidisciplinar de jóvenes ingenieros y arquitectos para la cuarta edición de este concurso bianual organizado por el Departamento de Energía de EEUU, que se celebrará en Washington el próximo octubre.

 

“The B&W House” ha sido bautizado así en alusión al blanco y el negro (black & white) como vía más sencilla de expresar el equilibro y armonía entre los extremos del entorno.

 

“Este edificio también tiene un conjunto de tecnologías innovadoras que permiten obtener la máxima energía del sol y transmitirla al interior del edificio ya sea para calentar, ya sea para almacenarla y después convertirla en energía eléctrica”, explicó el catedrático.

 

Para ello, se ha diseñado una vivienda cuadrada, de una planta de 45 metros cuadrados, sobre la que se dispone una gran pirámide invertida que acoge un panel solar capaz de seguir la orientación del sol en cada momento, hasta quedarse en posición horizontal por la noche.

 

El interior es un único módulo transportable que incluye toda la tecnología necesaria para ser autosuficiente energéticamente, ya que a la energía captada por el panel solar del techo se suma la recogida por paneles verticales situados en las paredes que también se orientan durante el día en función de la ruta del sol.

 

Además, otros paneles exteriores integrados en las paredes, en este caso fijos, se encargan de ir calentando agua que también servirá de fuente energética.

 

“Todas las posibilidades energéticas que llegan al edificio a través del sol son captadas, almacenadas y diferidas en su aplicación al uso que sea necesario para el mejor mantenimiento energético posible”, explicó el director del proyecto.

 

Las viviendas que se presentan a concurso deben someterse a diez pruebas en las que se evalúan elementos como la habitabilidad, eficiencia energética, ingeniería y funcionalidad, entretenimiento, diseño lumínico e, incluso, la forma de comunicar sus peculiaridades.

 

Una vez que haya pasado el concurso, los responsables del proyecto también preven la posibilidad de ampliar la vivienda añadiendo un piso más entre la primera planta y el techo auto-orientable, cuyos movimientos recuerdan a los de un girasol.

 

La UPM ya ha participado en dos ocasiones anteriores, con las que se hizo con el noveno y quinto puesto, así que “en esta ocasión tenemos que superarnos, vamos a tratar de ganar”, adelantó Adell.

 

Agregó que ello sería una buena carta de presentación para España de cara a la organización en 2010 del primer certamen de una versión en Europa de este mismo concurso, tal y como han acordado ambas partes.

 

“La UPM está trabajando por encargo del Ministerio de Vivienda (de España) en la organización de Decathlon Europe, que se celebrará en Madrid en 2010 y en la que van a participar 21 universidades de 10 países”, explicó a Efe el responsable de proyecto de esa iniciativa, Sergio Vega.

 

Indicó que entre los seleccionados para participar en esa edición -que tendrá lugar junto a los Jardines del Palacio Real de Madrid- hay universidades de España, EEUU, Reino Unido, Alemania, México, Brasil, Francia, Finlandia, Israel y China.

 

“La competición consiste básicamente en diseñar y construir prototipos de vivienda de alta eficiencia energética y aprovechar la creatividad e imaginación de los universitarios para conseguir generar conocimiento e innovar en todos los aspectos que tienen que ver con la sostenibilidad en la edificación”, apuntó Vega.

 

fuente: Mar Gonzalo – www.laopinion.es

16
ene
09

Obligación en todos los edificios del Certificado de Eficiencia Energética

Obligación en todos los edificios del Certificado de Eficiencia Energética

El ministerio trabaja en la elaboración de un real decreto para trasponer la directiva europea que establece la obligación de facilitar a los compradores o usuarios de los edificios un certificado de eficiencia energética.

El Ministerio de Industria ha decidido ampliar a todos los edificios existentes la necesidad de tener un Certificado de Eficiencia Energética cuando se vendan o alquilen, obligatoriedad que hasta ahora se limita a las nuevas construcciones o a los inmuebles que se reforman, rehabilitan o modifican.

 

Según informó hoy Industria, el ministerio trabaja en la elaboración de un real decreto para trasponer la directiva europea que establece la obligación de facilitar a los compradores o usuarios de los edificios un certificado de eficiencia energética.

 

Está previsto que la nueva normativa esté aprobada en el primer cuatrimestre del año.

 

Industria destacó que el real decreto endurecerá las exigencias de la directiva al hacer obligatorio que cualquier edificio que se venda o alquile y tenga una instalación centralizada con una potencia nominal térmica en generación de calor o frío mayor de 400 kilovatios deba disponer de un certificado de eficiencia energética en unos plazos de tiempo determinados.

 

fuente: www.efe.comwww.finanzas.com

 

16
ene
09

La revolución verde entra en casa

La revolución verde entra en casa

image

La lucha contra el cambio climático va a dar una importante vuelta de tuerca dentro de unas semanas en San Sebastián. Reciclar los residuos, olvidarse del coche, o pedalear para encender las luces navideñas ya no va a ser suficiente.

El Ayuntamiento ha aprobado una Ordenanza de Eficiencia Energética y Calidad Ambiental de los Edificios más restrictiva que las leyes generales, que obligará a construir o rehabilitar las viviendas teniendo muy en cuenta parámetros de sostenibilidad: consumir la mínima energía y evitar que esta se malgaste. La nueva norma ha puesto de uñas a arquitectos y aparejadores, que la juzgan precipitada ya que llega sólo dos años después que entre en vigor el Código Técnico de Edificación (CTE), que ha empezado a revolucionar las formas de construir y que aún está en fase de consolidación.

 

El consumo energético residencial genera el 33% de los gases de efecto invernadero de toda la ciudad, según estimaciones del inventario local de emisiones de CO2. En los últimos años se ha realizado un importante esfuerzo por sustituir en la ciudad los derivados del petróleo como combustible para calefacciones (27,2%) por gas natural (72,8%). Ahora se trata de dar unos cuantos pasos más. El concejal de medio Ambiente, Denis Itxaso, lo resume así: «Queremos que las edificaciones respondan a criterios mucho más lógicos, que no despilfarren energía por no disponer de los cerramientos adecuados, que puedan autoabastecerse de energía para el agua caliente sanitaria y calefacción con placas solares térmicas ubicadas en cubierta, que dispongan de huecos suficientes en la cocina para facilitar la clasificación de residuos, que consuman menos agua a través de dispositivos ahorradores, que los usuarios se obliguen a mantener en adecuadas condiciones de mantenimiento las placas solares para su más eficiente rendimiento y, sobre todo, que las rehabilitaciones de edificios no pierdan de vista la mejora de su eficiencia energética y no perdamos más oportunidades de hacer de nuestros edificios más antiguos unos inmuebles más inteligentes que piensen en el futuro».

 

La ordenanza ya ha sido aprobada inicialmente en el Pleno, ahora está en la fase de alegaciones y se prevé que en enero o febrero se apruebe definitivamente. La nueva norma afectará a la construcción, rehabilitación o cambio de uso de todo tipo de edificios, privados o públicos, aunque será más exigente con las nuevas construcciones que con las antiguas y, dentro de las segundas, con las que se reformen más de 1.000 m2 y se cambien al menos el 25% de sus cierres exteriores que con los que no lleguen a estos niveles. Los anexos de la norma explicitan cuáles son los umbrales de aislamiento mínimo que deberán tener los cierres de los edificios (fachadas, cubiertas y ventanas). Si bien la norma no incide en aspectos de diseño y de arquitectura bioclimática regulados por el CTE sí exige unos niveles de transmitancia -resistencia térmica de los cierres- un 5% más restrictivos que el Código. La ordenanza obligará a las comunidades de vecinos a acometer la rehabilitación energética de al menos la fachada norte en las reformas de edificios de viviendas.

 

La nueva norma es más exigente que el CTE en los rendimientos de las instalaciones térmicas ya que requerirá que el sistema de placas solares llegue a calentar el 40% (no el 30%) del agua caliente sanitaria que necesite el edificio. Igualmente amplía los casos en los que se deberá instalar placas solares para la producción de electricidad considerando superficies mínimas de la cubierta y no sólo los m2 totales construidos.

 

Cómputo individualizado

 

La ordenanza obligará a centralizar las calderas, con control y cómputo individualizado, y exigirá preinstalación de telegestión para calefacción y agua caliente sanitaria en los edificios nuevos de más de 25 viviendas. Una de las novedades más importantes que introduce es la exigencia en el proyecto y con el edificio terminado de un certificado de eficiencia energética del edificio, que expresa el consumo estimado de energía primaria del inmueble y las emisiones de CO2 correspondientes a ese consumo. Estos datos ofrecerán una calificación o nivel de eficiencia energética -expresado con letras: la A es la más eficiente y la G la menos-. La ordenanza es un peldaño más exigente que el Código Técnico ya que demandará que todos los edificios de promoción privada tengan la etiqueta C y los de promoción pública la B, un peldaño más que lo que hoy exige la normativa.

 

Pero los requerimientos no acaban ahí: todas las cisternas y grifos deberán incorporar mecanismos economizadores, y se exigirá en las viviendas de edificios nuevos y reformados cinco espacios en la cocina para otras tantas fracciones de residuos.

 

Este año el Ayuntamiento pondrá en marcha en el Centro de Recursos Medioambientales de Cristina Enea una oficina de información para asesorar en materia técnica y administrativa a todas las comunidades de vecinos sobre cómo poner al día en términos de eficiencia energética sus edificios.
La directora de Medio Ambiente, arquitecta y redactora de la eco-ordenanza, Victoria Iglesias, opina que este momento de crisis inmobiliaria y económica «es el mejor para impulsar esta norma, porque servirá para ayudar a cambiar el modelo constructivo y energético». En su opinión, los costes económicos aparejados al cumplimiento de la ordenanza «serán mínimos». «Poner cisternas de doble descarga, introducir doble vidrio o cámara de aire en las ventanas, o colocar una capa mayor de aislamiento en la reforma de la cubierta» no van a ser inversiones imposibles para ninguna comunidad de vecinos. Son unos gastos que «se amortizan en 10 ó 15 años y que a la larga van a suponer un ahorro en la factura energética».

 

Alegación

 

No lo ven así la delegación guipuzcoana del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro, el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Gipuzkoa, la Escuela Técnica Superior de Arquitectura, y la Escuela Universitaria Politécnica de San Sebastián, cuyos responsables máximos han firmado una alegación contra la aprobación de la ordenanza que es una auténtica enmienda a la totalidad. En su opinión, la ordenanza sólo va a traer «más confusión y perplejidad», pues entra en vigor poco después de la aprobación del Código Técnico de Edificación, un documento que «ha supuesto la mayor y más radical modificación normativa técnica en el mundo de la construcción a nivel europeo de las últimas décadas». Estos colectivos e instituciones consideran que la eco-ordenanza es «mucho más exigente que el CTE» y añaden que «un cambio tan radical en nuestro entorno no se puede producir de la noche a la mañana». Abogan por dar «pasos firmes pero pausados» en materia de eficiencia energética, «sin tratar de pasar de la nada al todo de forma obligada y en muy poco tiempo, en un tema que en otros países han tardado años de esfuerzo real en empezar a conseguirse».

 

Consideran que, como alternativa, la administración local podría subvencionar o incentivar económicamente aquellas actuaciones que, de forma voluntaria, superen los valores mínimos establecidos en la normativa general. Y preguntan de forma implícita al Ayuntamiento si sabe cómo controlará el cumplimiento de lo que ahora aprueba, porque hay ejemplos de ambiciosas normativas que se han quedado en el tintero por este motivo. Citan los casos del «aplazamiento a última hora de la entrada en vigor de la nueva normativa de protección frente al ruido», o «el frustrante recorrido de la normativa para la Inspección Técnica de Edificios, recogido en la ley Vasca del Suelo, cuyo decreto de desarrollo no acaba de nacer «por los evidentes problemas de gestión y control que se están planteando desde los propios ayuntamientos». 

 

fuente: Aingeru Munguía – www.diariovasco.com




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.